Diferencias entre una bañera de hidromasaje de exterior y un spa o jacuzzi

Hay mucha confusión sobre si una bañera de hidromasaje exterior es lo mismo que un spa o jacuzzi. Y la respuesta a esto es que, aunque ambas valen para realizarte sesiones de hidroterapia, tienen bastantes diferencias.

Si lo que quieres es comprarte un elemento de estos para colocarlo en tu jardín o porche, presta atención, porque en este artículo conocerás cuáles son las principales diferencias entre estos elementos y un spa o jacuzzi.

¿Qué es una bañera de hidromasaje exterior?

Una bañera de hidromasaje exterior es un recipiente cerrado con un sistema de bomba integrado que puede descargar agua o aire a presión. Está diseñada para instalarse en zonas exteriores como un jardín o un porche o terraza. Su objetivo principal es proporcionar a los usuarios efectos relajantes y agradables a través del masaje. Esto hace del baño ordinario una experiencia digna de un tratamiento de spa.

Este tipo de productos ofrecen diferentes tamaños, calidades, materiales y equipos. La bañera de hidromasaje más común está hecha de resinas acrílicas y de poliéster higiénicas revestidas de vidrio.

En el mercado, puedes comprar este tipo de bañeras a diferentes precios. Están los más baratos -con prestaciones sencillas- y los más vanguardistas con algunos elementos adicionales.

Estos modelos se adaptan a las necesidades y gustos de cada usuario, por lo que hay muchas opciones. Aunque también existen bañeras ovaladas, octogonales y clásicas redondas, las bañeras rectangulares son las más utilizadas.

Principales diferencias

La principal diferencia entre una bañera exterior de hidromasaje y un spa o jacuzzi al aire libre es que el spa mantiene la temperatura del agua y realiza un ciclo de filtración diario para poder llenar el agua y mantener el agua en un estado de uso ideal. Por el contrario, una bañera de hidromasaje exterior necesita una entrada de agua caliente porque no tiene agua caliente ni sistema de filtración. Además, habrá que realizarle un desagüe para poder vaciarla después de cada uso.

Por tanto, el spa o jacuzzi está listo para usar en cualquier momento, no hace falta vaciarlo cada vez que se usa. Con taparlo para que no se produzca una evaporación de agua es suficiente, ya que cuando vuelva a usarse, tiene un mecanismo de calentamiento de agua propio. Mientras que una bañera de hidromasaje exterior o interior, es necesaria tenerla conectada a la red de agua caliente, como una ducha normal.

Todo esto supone que para poder instalar una bañera de hidromasaje exterior, no solo bastará el comprarla. Además tendrás que realizar las obras oportunas para conectarla a tus conducciones de agua caliente. Además, necesitarás realizar la construcción de un desagüe conectado a la red de evacuación de aguas de tu casa.

Por lo que a diferencia con un spa o jacuzzi, el coste total de una bañera de hidromasaje exterior puede ser muy elevado en función del sitio donde quieras colocarla.

Sin embargo, si quieres disfrutar de todos los beneficios que puede aportarte la hidroterapia de una forma económica y funcional, te recomendamos que tengas en cuenta nuestra selección de spas o jacuzzis hinchables.

spa jacuzzi hinchable Alcampo

Todos los beneficios que puede aportarte una bañera de hidromasaje exterior, te los da también un spa o jacuzzi hinchable. Los hinchables están de moda, aparte de que son muy económicos, están hechos con materiales de gran calidad y son un 70% más económicos que los realizados con los materiales convencionales.

Una bañera de hidromasaje exterior es un lujo al alcance de pocos bolsillos, sin embargo los beneficios para tu salud son indiscutibles. Además, ¿te imaginas una velada con tu pareja o amigos, una buena charla y una copa de vino a la luz de unas velas disfrutando de un baño relajante?

Deja un comentario