Colchón hinchable. Cómo elegir el mejor modelo de cama y colchoneta hinchable

Si necesitas un cama, una colchoneta o un colchón hinchable, te ayudaremos a elegir el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

Esta elección depende de varios factores, el primero y más importante es que se debe tener claro el propósito de su uso. Los colchones que se usan para ocasiones eventuales (como viajes o campamentos) son diferentes de los colchones que se usan con más frecuencia, por ejemplo los que tienes en tu casa para tus invitados.

En el primer caso, podemos comprar un modelo más económico, pero para el segundo, quizás deberíamos invertir más dinero para garantizar el descanso.

Mejores modelos de colchones hinchables

Para que te vayas situando, deja que te digamos cuáles son los modelos más vendidos de colchones hinchables. Tener referencia de un artículo más vendido, es un buen punto de partida para posicionarnos a la hora de comprarlo. Si es el más vendido, es porque sus usuarios tienen unas buenas opiniones del artículo, así como una buena relación calidad precio.

Estas son las camas hinchables más vendidas:

¿Es lo mismo un colchón hinchable que una colchoneta hinchable o una cama hinchable?

Solo con esta pregunta, podríamos hacer que expertos en semántica y en hinchables estuvieran discutiendo durante meses.

La respuesta es difícil, cuando hablamos de hinchables, los fabricantes tienden a englobarlos en la misma categoría, si consultas páginas especializadas, emplearán diferentes términos para un mismo modelo.

A nuestro juicio, y para intentar explicarnos en esta web, hay diferencias sutiles en cuanto a su forma.

Un colchón hinchable es parecido a una colchoneta hinchable, con la diferencia del espesor de su cámara de aire. Los colchones hinchables serán más altos que las colchonetas hinchables y por lo tanto, su comodidad será mayor. Al mismo tiempo ocuparán más espacio y suelen ser más grandes.

¿Una cama hinchable es lo mismo que un colchón hinchable? Pues practicamente sí, aunque si queremos diferenciarlo, una cama hinchable puede tener una almohada hinchable incorporada o un cabecero hinchable. Puedes verlo en uno de los modelos anteriores.

Con respecto a las colchonetas hinchables, suelen ser más estrechas y más bajas que los colchones hinchables, pudiendo ser más funcionales. Por ejemplo, si te vas de acampada, o para tenerla en un coche. También pueden usarse en piscinas o en la playa, aunque si son para estar tumbado encima del agua, los modelos de agua de colchonetas hinchables suelen ser más finos que las destinadas a descanso.

Aunque siendo hinchables, todos estos artículos puedes usarlos para una buena siesta en una piscina, ¿por qué no?

Guía de compra de un colchón, colchoneta y cama hinchable

Aunque estos artículos son muy similares, para elegir el mejor modelo, hay ciertas cosas que debes tener en cuenta:

Su precio

Depende del tamaño y materiales de construcción, algunos de estos artículos puedes encontrártelos por menos de 20 euros. No obstante, si lo que buscas es un modelo con características destacadas, como tecnología de distribución de aire, núcleos acolchados y tamaños más grandes, el precio puede llegar hasta los 130 euros.

Como puedes ver, con tantos rangos de precios, es muy importante determinar primero nuestro presupuesto.

Tamaño de un colchón hinchable

Un aspecto importante es decidir el tamaño de la colchoneta hinchable. Puedes encontrarte desde modelos individuales, de matrimonio, de doble inflado, hasta modelos especiales para niños y bebés.

Camas hinchables para niños

En función de para qué lo quieras, o del espacio disponible que tengas para utilizarlo, seguro que encontrarás el tamaño adecuado, teniendo en cuenta la de gran cantidad de modelos de colchones hinchables que hay en el mercado.

Grado de comodidad

Esto depende, principalmente, de la calidad del material y, lo más importante, que no se desinfle cuando nos quedemos dormidos.

Los modelos más baratos son generalmente más inestables y tienen menos sistemas para evitar que se escape el aire. Si solo dormimos una noche, puede que esto no sea un problema grave, pero si lo que queremos es un buen descanso, es posible que necesitemos gastar más dinero. En cambio, nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Por ello, te recomendamos que no solo consideres la descripción del producto, sino también la valoración del comprador, ya que ellos nos dirán directamente si han encontrado problemas a la hora de usar el colchón inflable.

Bomba automática de inflado

Para muchas personas, inflar un colchón puede resultar una tarea muy tediosa, por ello, si quieres conseguir una mayor comodidad, vale la pena mirar un colchón con función de inflado automático, o que tenga una bomba que sea eléctrica o manual.

Para los colchones de campamento, puedes elegir una bomba de batería, o una de pie.

Si ya tienes otros artículos hinchables y dispones de una bomba de aire, olvídate de todo esto, para inflar una colchoneta hinchable vale casi cualquier bomba.

Si tienes mascotas

Te preguntarás:, ¿qué narices tiene que ver mi mascota con comprar un colchón hinchable?

¡Sencillo! La mascota y el colchón de aire puede que no se lleven bien, y más de uno ha sentido la ira de un gato.

Por lo tanto, para evitar la misma situación, asegúrate de que el colchón tenga protección a prueba de pinchazos y que el material de fabricación sea resistente y esté libre de productos tóxicos.

O, por otro lado, puedes dar unas vacaciones a tu mascota mientras preveas utilizar una cama hinchable.

Accesorios adicionales

Al igual que ocurre con los colchones básicos, también podemos encontrar algunos colchones hinchables con otras funciones, como cojines, almohadas o bordes elevados.

Esto, no solo ayudará a mejorar la postura y comodidad de la persona que lo va a usar, sino que también son más prácticos de usar, pero su precio suele ser más elevado.

Cómo se usa un colchón, cama o colchoneta hinchable

Los colchones inflables tienen muchos usos: dormir en lugares donde no hay camas, por ejemplo, en un coche o cuando la gente se va de acampada. También se utilizan para recibir a nuestros visitantes cuando no tenemos camas disponibles y los sofás no son opcionales.

colchoneta inflabe de coche

También hay quien los usa como objetos recreativos en una piscina o en el mar. Hay un montón de situaciones en las que un colchón hinchable puede salvarte de un apuro.

Para utilizar un colchón de aire, primero debe desplegarlo y colocarlo en el suelo. Si el colchón tiene un sistema de inflado o inflado automático, el colchón debe estar conectado o activado, y la boquilla de la manguera de la bomba debe colocarse en la entrada de aire del colchón hasta que el colchón se endurezca.

Después de eso, la manguera debe cerrarse, la bomba debe desconectarse y el orificio debe cubrirse con una tapa de seguridad para colchón.

Si el colchón se infla manualmente, debes realizar la misma operación que un colchón hinchable automático. Desdobla el colchón y lo colocas en el suelo. Conectas la manguera a la entrada de aire del colchón y enciendes la bomba, empujas varias veces con ambas manos (o pies) para expandir la colchoneta hinchable a la forma rectangular final, detienes la bomba y luego la sacas. Retiras la manguera y tapa con rapidez el orificio del colchón para evitar que el aire se escape del interior. Una vez inflado el colchón hinchable, está listo para usar y puedes colocarlo donde sea.

Como ves, es extremadamente fácil.

Es importante que si la cama hinchable es principalmente de plástico, no utilices objetos afilados cerca de él, ya que se desinflará y no se podrá volver a utilizar a menos que repare el orificio abierto.

Si lo prefieres, el colchón puede mantenerse hinchado unos días. Cuando ya no queramos utilizarlo, debemos desinflarlo por completo para guardarlo en su caja. Para hacer esto, simplemente destapar los orificios de entrada de aire del colchón hinchable para dejar salir el aire.

Cuando hayas vaciado el aire, debes ayudar a expulsarlo por completo. Para ello, con presionar con las manos donde aún hay aire, lo irás vaciando poco a poco. Por último, debes estirarlo lo máximo posible, enrollarlo y guardarlo.

Comprar colchones hinchables y camas hinchables es la mejor opción de tener un espacio más donde podrán dormir los invitados de tu casa. Las colchonetas hinchables puedes usarlas para lo mismo, con la salvedad de que también puedes llevártelas si te vas de viaje o acampada. Además de no ocupar espacio, este tipo de artículos son batante económicos, y gracias a la tecnología con la que se hacen los inflables hoy en día, son bastante cómodos. ¿Sabes la de cantidad de artículos hinchables que son muy útiles hoy en día? Échales un vistazo.

Deja un comentario